Rinden homenaje a Antonio López Sáenz

En el marco del fin de la Temporada Primavera 2017, el Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán le rindió homenaje al pintor sinaloense Antonio López Sáenz —miembro de El Colegio de Sinaloa— luciendo como escenografía la obra sobre la llegada de Ángela Peralta a Mazatlán, durante el último evento de la temporada.

El tenor mazatleco Carlos Osuna ofreció un concierto, el 14 de julio, acompañado por la Camerata Mazatlán, que es dirigida por el maestro David Pérez y Armando López; así como por el El Ensamble Tradicional Mexicano.

En el concierto destacaron dos popurrís, el primero del compositor e interprete mexicano Agustín Lara y sus entrañables canciones Farolito, María Bonita y Piensa en mí; para seguir con los éxitos de la compositora de concierto mexicana María Grever: Te quiero dijiste, Cuando vuelva a tu lado y Así.

De acuerdo con el cronista Enrique Vega Ayala, el paso de Ángela Peralta en Mazatlán está envuelto por un halo legendario. “Su muerte, debido al contagio del níquel —fiebre amarilla— el 30 de agosto de 1883, en el cuarto número 10 del Hotel Iturbide, dejó profunda huella en la historia del puerto. Lo que conocemos de los sucesos ocurridos entre su llegada al puerto y su fallecimiento es una historia tejida entre escasos testimonios escritos y numerosas versiones orales”.

Antonio López Sáenz presentó su primera exposición en 1960, en la galería de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Lo más importante en la pintura de López Sáenz, es su inmensa sabiduría, una total paciencia: la del hombre que se sienta a ver, una vez y otra, hasta que el objeto sale del interior de la conciencia, manifestando su imaginación, desde ese espacio interior donde pueblan sus recuerdos, recuerdos de mar, de su ciudad natal Mazatlán.

* Con información y fotografía del Instituto de Turismo, Cultura y Arte de Mazatlán.



Mapa de Sitio