Federico Páez Osuna expone sobre la planta de amoniaco de Topolobampo

El Colegio de Sinaloa y la Universidad de Occidente (UdeO) coordinaron la conferencia “El dilema de la construcción y operación de la planta de amoniaco”, disertada por el doctor Federico Páez Osuna, miembro de este organismo, el viernes 12 de mayo, en el Aula Magna de UdeO, en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa.

Durante su participación, el doctor Páez Osuna mencionó algunas de las posturas en pro y en contra de la construcción de la planta; entre algunos de los beneficios destacó que “esto nos daría, vamos a decir, una autosuficiencia alimentaria como país; imagínense, México está importando el 80 o el 63% de los fertilizantes para que nuestra agricultura pueda producir maíz y frijol, trigo, etcétera. Si nosotros somos capaces de producir el fertilizante que México consume… no nos alcanza el maíz que producimos, esa otra parte hay que mirarla, estamos en crisis. Con este señor presidente de Estados Unidos que tenemos, cómo nos va a ir con la compra del maíz. El 99% del maíz se lo compra México a Estados Unidos. Hay que voltear a ver otras cosas, no sólo el puro daño ambiental”.

El investigador señaló que la construcción de la planta puede ser viable, pero se deben de tomar en cuenta algunos factores importantes para no dañar al ambiente: “a mí me preocupa más el lugar de descarga de las aguas de la planta. La planta va a estar arrojando un efluente, y este efluente, yo me pregunto ¿dónde se va escoger el sitio para ponerlo?, entonces eso para mí también es muy importante”.

En caso de continuar la construcción de la planta, el doctor Páez Osuna, junto con algunos colegas, ha hecho una serie de recomendaciones para minimizar el impacto ambiental, y también señaló que “estamos dando recomendaciones para ayudar a la parte, vamos a decir, socioeconómica de los pescadores. Como ejemplos de medidas de mitigación están: buscar un punto de descarga, con un modelo que trabajan muy bien los físicos matemáticos mexicanos, para definir un mejor punto de descarga y que no afecte al cuerpo lagunar, la de Ohuira. Otro ejemplo, el agua que succiona la planta: ya en México se han desarrollado sistemas para las granjas de cultivo de camarón para que la postlarva que va a entrar no sea eliminada, sino que se recupere y no la succione la planta, las postlarvas, el fitoplancton y el zooplancton. Son ejemplos de medidas que se pueden implementar y se deben de implementar, creo yo que así debe ser la operación de la planta.

Finalmente, señaló que no hay que cerrar la posibilidad de sacarle provecho a la planta, pues beneficiará a uno de los principales sectores económicos del estado: “Yo creo que los sinaloenses debemos estar todos unidos para pedir que sí podamos producir los fertilizantes que Sinaloa requiere, pues nuestra agricultura es nuestro principal renglón”.



Mapa de Sitio